El asunto, el de la temperatura de los líquidos y el tiempo en que tardan en congelarse es una cuestión de física, pero con resultados curiosos. Aunque parezca ir contra el pensamiento lógico, en el caso de la leche, a mayor temperatura mayor rapidez en congelarse Sigue leyendo