deseo

Que lo del sexo -el deseo sexual- está unido a nuestro cerebro no supone descubrir nada nuevo. Ahora bien, ojo al trabajo que la metastina -una hormona, cómo no-, juega en este rol que hace que se desate el apetito sexual entre nuestros congéneres. Sigue leyendo