Tag Archive: proteínas


Corazón duro como un hueso

corazón

corazón

Aunque el titular pueda resultar engañoso, la calcificación de parte del corazón es algo bastante común cuando se sufre un infarto. Es la huella de las cicatrices que provoca. Cuando esto ocurre se producen interferencias en el normal funcionamiento del corazón. Seguir leyendo

Trabajo y felicidad

trabajo y felicidad 

Cuando me planto ante la televisión —cada vez menos— y me toca la suerte de escuchar a los ministros de Economía de turno o líderes de las organizaciones empresariales hablando de la crisis económica, más temprano que tarde acaban diciendo aquello de que “hay que aumentar la productividad” para salir del bache. Y claro, me echo a temblar porque eso significa casi siempre cuadrar balances a costa de reducir salarios.

Ahora bien, nunca se habla de las otras variables que influyen en que los asalariados sean más productivos, es decir, contribuyan de manera más decidida a arrimar el hombro para superar la cuesta arriba. Y dentro de ellas, permítanme que me quede con una: la relación entre la felicidad del individuo y el rendimiento laboral. Y me quedo con esta porque además de por sentido común se ha demostrado científicamente: las personas más felices son un 12% más productivas que las que no lo son o acuden a su puesto de trabajo en medio de temores. Seguir leyendo

Con luz propia

luz propia

Cuando llega la Navidad, a unos les da por ponerse nostálgicos y a otros por mostrar síntomas de alegría desbordante. A mí, la verdad, es que ni uno ni lo otro, aunque ciertamente, esa cantidad de vatios que derrochamos por estas fechas engalanando calles me hace pensar las desventajas que tenemos los humanos sobre otras especies.

Sobre todo de aquellas que son capaces de brillar con luz propia y no tienen que recurrir a inventos como la electricidad para tales menesteres, con el consecuente ahorro resultante en la factura de la luz, que se antoja cada día más abigarrada. Seguir leyendo

Vigorexia

vigorexia

Cuando uno pone la vista hacia adelante, al verano que se avecina, no puede evitar la tentación de mirarse algo más detenidamente en el espejo al salir de la ducha. Rápidamente, no puedo evitar la sensación de que hay que acometer algún reajuste. Dietas y ejercicio son las soluciones más habituales y, en cierta medida, si se hacen con unas pautas adecuadas no solo serán buenos para perder esos kilos de más, sino que además valdrá para estar mejor a todos los niveles.

Si vamos al gimnasio, ya sabemos, hay de todo, pero siempre llaman la atención los mazas, esos que se toman el ejercicio y las pesas como una penitencia existencial cuyo único fin es esculpir esos pectorales y esa tableta de chocolate a base de machacarse en el gimnasio y de tomar alguna cosilla…

Seguir leyendo

La estructura musical de las proteínas

pentagrama

Nadie duda que las Matemáticas están presentes en la vida, en la cotidiana y, de modo general, en la naturaleza. Quizá los signos más evidentes los encontramos en la aritmética, en la proporción que guardan las formas de tienen determinadas estructuras y cómo esos números se acercan a lo que denominamos bello. Pero hoy no toca referirnos al número áureo, ni tampoco a la teoría de juegos o a la genética de poblaciones, otro tipo de ecuaciones que permiten explicar determinados fenómenos o situaciones en biología.

Hace tiempo que un grupo de investigadores encontró similitudes entre el algoritmo de los tejidos de seda y el de la música, entre los niveles de la estructura de ese tejido y los elementos jerárquicos que conforman una composición musical (tono, rango, dinámica, tempo…). Tanto, que fueron capaces de describir las estructuras de las proteínas utilizando la teoría de categorías y tradujeron estos detalles en forma de composición musical. Seguir leyendo

De derechas y de izquierdas

La naturaleza no entiende de política y creo que esto es un alivio, porque evita muchos problemas. Sin embargo, sí tiene predilección por la izquierda y la derecha; unas veces por una y otras por la otra. Pero ojo, no cambia. Si la naturaleza ha decidido que algo sea de o, mejor dicho, a derechas, ya será siempre así y lo mismo si es de o a izquierdas.

Pero también hace sus particulares saltos mortales sin red. Por ejemplo, resulta interesante destacar que las moléculas importantes para la vida, como por ejemplo los aminoácidos que forman las proteínas o los monosacáridos que forman los azúcares, son quirales. Que una molécula sea quiral significa que puede existir en dos formas. Esas formas son como la imagen de una molécula y su imagen en el espejo. A esta pareja de moléculas se les llama enantiómeros. Las dos moléculas son en todo idénticas, o casi. Prácticamente funcionan igual, pero si las iluminamos con una luz especial, llamada luz polarizada, una de las dos la desvía hacia la derecha y la otra a la izquierda. Seguir leyendo

Si hay una industria que se mueve entre el milagro y la verdad científica es la de la cosmética. Conseguir la eterna juventud, ya sea frenando el envejecimiento de la piel o la caída del cabello, por ejemplo, es uno de los anhelos de los seres humanos desde hace miles de años. Una preocupación que afecta por igual a hombres y mujeres y que ha posibilitado el nacimiento de una actividad económica bastante rentable, que evolucionó de los fogones de mag@s, curander@s y chaman@s a los actuales emporios y que sirvió de motor para alguna de las expediciones más curiosas emprendidas por el ser humano, como la búsqueda de la fuente de la eterna juventud.

Suprimiendo la épica o la alquimia, ciertamente, la cosmética representa uno de los sectores donde la investigación es protagonista y un nicho para un determinado grupo de científicos que se dedican a estudiar moléculas, proteínas, hormonas… y que cuentan en sus abultadas nóminas hasta genetistas afanados en desarrollar productos que detengan el deterioro de la piel. Seguir leyendo

Qué culpa tiene el tomate…

“Estos tomates no saben como los de antes”. Seguro que esta frase, aplicada a cualquier otro producto alimenticio, le resulta común. Un inicio de conversación, además, al que suele suceder otro tipo de comentario achacando al uso de pesticidas, los piensos compuestos en el caso de los productos animales y, más recientemente, a la modificación genética o uso de transgénicos esa falta de sabor.

Y siempre hay alguien que sentencia para rematar que en aras de aumentar la productividad o el márketing —que luzcan más bonitos en el supermercado— se han sacrificado los sabores de los productos.

En algunos casos razón no les falta, pero también se olvidan otro tipo de observaciones como, por ejemplo, que gracias a la producción de pollos en cadena los humanos accedieron al consumo de proteínas baratas, tan necesarias para nuestro organismo, aunque para ello se haya sacrificado el sabor del pollo. A lo largo de siglos la única fuente de proteínas, por no decir grasas, de los humanos procedían del consumo de carne de cerdo. Lo de la ternera, el cordero o el pollo estaba reservado solo para los bolsillos más pudientes.  Seguir leyendo

Una faena ‘taurina’

El mundo de la noche está en continua evolución. Las modas cambian los ritmos que suenan, los locales adonde acudir, la manera de vestir y hasta los tragos que tomar. Ahí está por ejemplo el universo desconocido que se abrió para los gin-tonics o para el vodka, por ejemplo. En cambio, lo que parece estancado desde el mundo de los guateques son bebidas que combinan con el alcohol.

Desde que la tónica se consolidó una vez que “aprendimos a amarla”, apenas han surgido nuevos brebajes para los combinados. Tan solo las llamadas bebidas energizantes tienen éxito en un grupo reducido, y todo basado en su composición.

Entre todos sus ingredientes, si ha tenido la curiosidad entre flirteo y ligue de leer su etiqueta, comprobará que además de la cafeína, contiene taurina. Y no tiene nada que ver con que te dé alas; recibe este sonoro y patrio nombre porque este compuesto se aisló por primera vez de la bilis del toro. Corre el rumor que le pone a uno a tono (con N) para aguantar la larga noche. ¿Se lo creen?  Seguir leyendo

Estómagos planos con batidos de proteínas

El bodybuilding y sus consecuencias han hecho mucho daño al uso de algunos productos nutricionales. Cuando alguien piensa en productos nutricionales de proteínas sin tener mayor información que la recibida a través de telebasura, algún anuncio o persona cercana que levante hierros en un gimnasio puede acabar creyendo que las proteínas son sólo para eso: para los machacas de gimnasio.

Seguro que lo primero que se le vendrá a la mente es la imagen de un mutante (nótese que digo mutante porque la gran mayoría de físico-culturistas profesionales recurren a sustancias que provocan, literalmente, mutaciones genéticas).

La otra cara de la moneda nos muestra un uso mucho más interesante y noble de las proteínas. Por ejemplo, el que se deduce del estudio de Clifton y colaboradores (2009), que observaron que una dieta alta en proteínas, comparada con el uso de las cantidades estándar, provocó mayores pérdidas de peso y mejoras en el perfil de riesgo cardiovascular en hombres y mujeres obesos y/o con sobrepeso que, para colmo de males, presentaban problemas con los triglicéridos (uno de los parámetros relacionados con la grasa que no deben subir en nuestra sangre).  Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: