tiburon

Alejen las terribles imágenes de las fauces de un tiburón atacando en un plácido bañista en las costas y comiencen a verlos como una ayuda para combatir el Párkinson, una de las enfermedades más incapacitantes de la vida moderna y que afecta a uno de cada 1.000 personas en el mundo. Sigue leyendo

Anuncios