Tag Archive: Neardenthal


piedra caliza neardenthal

Es un tema recurrente para nosotros, los de mqciencia, los neardenthales y las evidencias de que los ‘primos rubios’ eran más inteligentes de lo que pensábamos. Los últimos descubrimientos arqueológicos inducen a pensar que eran capaces de incorporar objetos simbólicos a su cultura. Sigue leyendo

piedra-caliza-neardenthal

Es un tema recurrente para nosotros, los de mqciencia, los neardenthales y las evidencias de que los ‘primos rubios’ eran más inteligentes de lo que pensábamos. Los últimos descubrimientos arqueológicos inducen a pensar que eran capaces de incorporar objetos simbólicos a su cultura.

Sigue leyendo

trabajo

Lo de la división del trabajo por sexos es algo “tan antiguo como los baños de asiento”, que diría un castizo. Y no hablamos de que uno se dedique a las tareas domésticas y el otro a ganar el sustento fuera, no se me equivoquen, que esto no va de sexismo ni de guerra de sexos.

Aclarado el asunto, sigamos. Parece que eso de cada uno se ocupe de una cosa en la pareja viene de largo, aunque no sabemos todavía si es una costumbre heredada de nuestros primos los neandertales o inherente a nuestra propia especie. El caso es que los rubios europeos así lo hacían, y se ha descubierto gracias a sus dientes. Sigue leyendo

Un poco de neandertal, por favor

ruprestriam

Si no fuera porque los observamos con pasión de entomólogo, algunos comportamientos humanos siguen haciéndonos plantearnos si esa decisión tomada allá por la noche de los tiempos de bajarnos de los árboles y desarrollar inteligencia fue acertada. Sobre todo, por esa suerte de violencia gratuita que algunos especímenes ejercen sobre otros individuos de su especie o ese afán por llenar la Tierra de desperdicios y tratarla como si sus recursos no se fueran a agotar nunca.

Pero en esta ocasión no vamos a hablar de comportamiento, sino de uno de los temas fetiche para este blog: los Neandertales. Ya hemos comentado en alguna ocasión que, allá por la Prehistoria, los seres que andaban sobre sus piernas cohabitaban con cierta libertad y se mezclaron a su antojo. Tanto, que nuestro actual ADN es un batiburrillo de genes procedentes de varias especies. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: