Tag Archive: cáncer


minimo

No nacimos, evolucionamos, para ser sedentarios. Así que desterremos el viejo mito de que la tendencia natural del ser humano es la molicie.  Y al margen de las necesarias horas que precisa nuestro organismo para regenerarse y descansar, parece que si nos erguimos sobre las patas fue para permanecer de pie y nunca sentado.

Y no lo decimos nosotros. Una prestigiosa revista como es Journal of The National Cancer Institute asegura que existe una relación entre el tiempo que un humano pasa sentado, sea por necesidades laborales o por pura vagancia, con el riesgo de contraer cáncer. En concreto, de colon, endometrio o pulmón. Seguir leyendo

Cáncer de mama y la TC21

cancer mama

Si hablamos de Medicina y avances médicos, seguro que la mayoría pronuncia la palabra cáncer. Y lo hacemos tanto para subrayar los avances que se han producido en la última década para combatirla como para hacer lo propio para erradicarla definitivamente de la lista de las enfermedades de los humanos.

Ciertamente, ya no es sinónimo de muerte a corto plazo, pero sigue golpeando con fuerza en nuestro subconsciente. Así que noticias como la que ahora comentamos son de las recibidas de buen grado: el cáncer de mama y la metástasis de pulmón podrían tener punto y final en breve. Seguir leyendo

La maldición del cromosoma Y

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya hemos comentado en alguna ocasión que la diferenciación de géneros entre las especies ocurre por obra y gracia de la presencia del cromosoma Y. En su estructura alberga una cantidad de genes —pocos en comparación con el X— determinantes de la condición sexual de los individuos.

Y también hemos subrayado que, por este motivo, los varones estamos en condiciones de inferioridad frente a las hembras, ya que al producirse la unión de los cromosomas, las hembras, al portar dos XX, duplican sus posibilidades de reparar los errores genéticos; mientras que los varones, al tener XY, o nos viene todo perfecto de fábrica o estamos apañados y tenemos que cargar con el defecto sin más. Seguir leyendo

Dieta y cáncer

dieta y cancer

La salud es algo que ocupa y preocupa al hombre y a la mujer actual. Si usted no forma parte de esa población cuidadosa con sus hábitos —sean de alimentación o en general de vida— es que goza de una rara inmunidad ante la presión a la que se nos somete desde todos los puntos de vista. Pero cuidarse no es el problema. Estos suelen venir cuando nos situamos en los extremos y militamos de manera integrista en determinados bandos, utilizando argumentos que rayan en lo visceral y se alejan de lo científico.

Yo, como científico, me quedo siempre —o procuro hacerlo— en el lado de la razón o de los avales que otorgan determinados estudios a las afirmaciones categóricas que tanto daño hacen. Vaya por delante que me cuido, hago ejercicio regularmente e intento que mi dieta se aproxime lo más posible a lo que la norma dicta como alimentación equilibrada. Seguir leyendo

Quemaduras solares

skin

El Sol… fuente sin duda de vida y de salud, pero también si te descuidas de estropicios en la piel que pueden acabar derivando en cáncer. Pero no se apuren, que no vamos a hablar de los baños de sol y de sus efectos perjudiciales en la epidermis, sino más bien de todo lo contrario.

Todos, salvo los habitantes de la noche, hemos comprobado en nosotros mismos cómo el proceso de lucir un bonito bronceado pasa, siempre y cuando no se aplique el recomendado protector solar en forma de crema o aerosol, por un molesto y doloroso color rojizo que nos impide apoyar la parte quemada sobre las sábanas.

La industria del ramo lleva años aplicada a buscar remedios y soluciones a esas dolorosas quemaduras, pero poco se había estudiado sobre los responsables de ellas. Hasta ahora.  Seguir leyendo

La huella del aliento

identity 

El olfato es uno de los sentidos más fascinantes que poseen los humanos. La química de los olores interactúa con nosotros de diferentes modos y de la manera más diversa. A través de los olores no solo evocamos pasajes de nuestra infancia que nos trasladan a filias y a fobias o nos guíamos en nuestras primeras horas de vida fuera del útero materno, también los olores nos delatan —y no nos referimos a personas con fuerte y desagradable olor personal—.

Esa huella química que vamos dejando allá por donde pasamos será uno de los patrones con los que la policía en un futuro no demasiado lejano podrá seguir el rastro de los delincuentes tras cometer su crimen, pero también puede ser un eficaz instrumento para el diagnóstico de enfermedades y aplicar tratamientos personalizados. De hecho, de manera todavía no reglada ya utilizamos a nuestros mejores amigos para ayudarnos a realizar esos diagnósticos médicos. Seguir leyendo

Fresas para proteger contra el melanoma

Si forma parte de esa legión de adoradores del color oscuro (moreno) en la piel durante el verano, pero también ha ingresado en el club de los que les preocupa que un exceso de exposición a los rayos de sol le acabe provocando un melanoma en su piel (cáncer), añada las fresas a su equipaje (dieta) plagado de zanahorias.

Huelga hablar a estas alturas de la película que ponernos morenos no es otra cosa que un mecanismo de defensa del organismo y que la zanahoria es un alimento rico en carotenos, que contribuye a producir en su organismo la melanina, una sustancia producida por unas células llamadas melanocitas. Es el pigmento que nos pone morenos y a cubierto de los efectos del sol. Su ingesta, pues, nos prepara para las inclemencias de Lorenzo.

Así que nos detendremos unas líneas en hablar de las propiedades de las fresas como factor de defensa, o mejor dicho del extracto de fresa. La clave está en unas moléculas, las antocianinas, que son los responsables de otorgar el color rojo a hojas, flores y frutos y que están presentes en abundancia en las fresas.  Seguir leyendo

Alimentación y cáncer

“El cambio de la dieta del hombre de las cavernas —consistente en grasa, proteína, algunos vegetales, raíces, semillas, unas pocas frutas y, rara vez, otras fuentes de carbohidratos— hacia una nutrición dominada por los carbohidratos, provenientes principalmente de granos, habría ocurrido en un periodo demasiado corto como para permitir que sucedan las adaptaciones genéticas necesarias que modificarían nuestro metabolismo”.

Esta es una de las descripciones, bajo mi punto de vista, más sencillas para explicar lo que nos está pasado como especie. Pertenece a un estudio que revisa las evidencias existentes sobre los probados beneficios de reducir la ingesta de carbohidratos para prevenir el cáncer, así como herramienta terapéutica contra él. Se centran en los factores de crecimiento relacionados con la insulina (IGF-1) y aportan más información sobre la alimentación para dichos casos.

Que las células tumorales consumen mucha más azúcar y a más velocidad se sabe desde hace más de 80 años. En 1921, A. Braunstein publicó un trabajo al respecto. Además de la predilección por el azúcar de las células tumorales, estas llevan a cabo la glucólisis de forma anaeróbica (sin necesidad de oxígeno), produciendo grandes cantidades de ácido láctico.  Seguir leyendo

Quizás ningún otro ser humano tuvo la clarividencia de Leo Szilard: empleando una sofisticada aproximación matemática, predijo con muchísima antelación el comienzo —y las consecuencias— de la Primera Guerra Mundial, el auge del nazismo (cuando Hitler apenas empezaba su lucha para capitanear un infame grupúsculo de delincuentes), la posibilidades de construir un reactor nuclear (U.S. Patent 2708656) y una bomba atómica, e incluso que las mutaciones ocurren al azar (y no en respuesta a un agente selectivo). La lista de predicciones acertadas de Szilard es impresionante.

Escapó a los nazis anticipándose en infinidad de ocasiones a sus movimientos… y envió una carta al presidente Roosevelt explicando que los nazis podrían (bajo la dirección de Werner Heisenberg) fabricar un arma termonuclear con la que ganar la guerra. Acertó en las consecuencias previstas en su carta: el proyecto Manhattan y las tres primeras bombas atómicas de la humanidad (Trinity, que explotó el 16 de julio de 1945 en el desierto de Alamogordo; Little Boy, soltada sobre Hiroshima el lunes1 6 de agosto de 1945; y Fat Man, que explotó el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki).  Seguir leyendo

Pocos materiales han resultado tan útiles al hombre como el amianto. Se utilizó masivamente en fibrocemento, recubrimientos —por ejemplo, uralita—, baldosas, embragues, frenos, materiales ferroviarios, en construcción naval, como aislante en el sector eléctrico —centrales térmicas y nucleares—, en materiales textiles, etc. Y pocos han sido, al mismo tiempo, tan dañinos.

Sus efectos adversos se conocen desde la antigüedad. En la Roma clásica, Plinio el Viejo advirtió contra los nefastos efectos sobre la salud, describiendo con precisión la enfermedad que padecían los esclavos que tejían amianto. Desde 1906, en que se describió en Inglaterra la fibrosis pulmonar producida por este producto, se han publicado centenares de trabajos científicos que inequívocamente señalan su exposición como causa del cáncer de pulmón, el mesotelioma de pleura y la asbestosis.

Sin embargo, en la España de la autarquía franquista —y posteriormente en la del desarrollismo— se permitió utilizar amianto sin apenas control: tan solo limitando el tiempo de exposición de los trabajadores. Una regulación perversa que impedía a los afectados darse cuenta de que el amianto era la causa de sus padecimientos pulmorares. Y es que a cualquier persona le resulta muy difícil ligar la exposición al amianto con la mala salud, porque las enfermedades producidas por él tardan décadas en manifestarse.  Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: